El coche fantástico (2008) – No la salvó ni toda la inteligencia de KITT

el coche fantástico

Uno de los elementos que suele haber en toda serie de ciencia ficción, o en gran parte de ellas, es la existencia de una Inteligencia Artificial. Aunque tampoco tiene que ser exclusiva de la ciencia ficción. En nuestros días nos podemos encontrar con inteligencias artificiales, aunque no tan avanzada como nos muestran las series futuristas.

Otro elemento que podemos encontrar en multitud de series, sea cual sea su género, y hasta se podría decir que se vuelve indispensable, es el de contener una pareja protagonista; ya sea hombre-mujer, dos mujeres o dos hombres. Pero el caso que me ocupa hoy no se trata de ninguno de estos tipos.

La pareja a la que me estoy refiriendo es el resultado de la unión de la IA con un hombre. El número de series que cumplen este requisito se reduce bastante, pero la que tengo en mente es la serie El coche fantástico, pero el malogrado remake que hicieron en 2008.

Como siempre, antes la sinopsis de la serie:

El protagonista es Mike Tracer, un exmarine que trabaja para la Fundación Knight  para luchar contra el crimen con una nueva versión del coche KITT.

Como vemos, la trama de la serie no dista demasiado de la serie original de 1982; ya que podríamos decir que este remake es más bien una generación futura de la serie del Hasselhoff. Pero la historia de la serie no empieza en el capítulo piloto, sino que a modo de introducción-presentación hicieron un telefilm. A continuación, por si os interesa, la sinopsis de la película.

Sarah Graiman recibe una llamada de advertencia de que su padre fue secuestrado y para rescatarlo recurre a la ayuda de su amigo de la infancia Mike Tracer.

Existe una conexión entre las dos series  por medio del cameo que hace el primer conductor de KITT en la película.

coche-fantastico-reparto
No, no es un fotograma de Stargate, sigue siendo El coche fantástico.

El coche fantástico (2008) tuvo, desde sus inicios, unos datos de audiencia discretos, lo que la llevó irremediablemente a la cancelación. Aunque antes procuraron remontar los datos introduciendo cambios en la serie. En los primeros capítulos nos encontramos con el que hubiera sido tal vez, una línea argumental que hubiera afectado al protagonista, pero que tan solo queda como una vaga mención ya que a lo largo de los capítulos que conforman su única temporada, no se vuelve a tocar este tema.

En conclusión, creo que estamos ante una serie predecible, en la que los argumentos no son nada nuevos. Por lo que es una buena serie para visualizarla durante el verano, cuando la televisión da cierto descanso  en cuanto a series se refiere.

Y aquí tenéis la intro de la serie de 1982

Hasta la próxima, ¡y que las series os acompañen!