Campamento sangriento (1983), juego de lágrimas sangriento

Campamento sangriento - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Sleepaway Camp (Nightmare Vacation)

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
1983

DURACIÓN:
88 min.

DIRECTOR:
Robert Hiltzik

GUIÓN:
Robert Hiltzik

MÚSICA:
Edward Bilous

FOTOGRAFÍA:
Benjamin Davis

REPARTO:
Felissa Rose, Jonathan Tiersten, Karen Fields, Christopher Collet, Mike Kellin, Katherine Kamhi, Paul DeAngelo, Tom Van Dell, Loris Sallahian

Sinopsis

Un grupo de adolescentes que acuden a un campamento de verano comenzarán a ser asesinados uno a uno.

Campistas felices

Campamento sangriento es uno de tantos slashers que proliferó como setas a principios de los años 80. Y uno bastante cutre y con una escasez de medios bastante patente. La historia es muy previsible y copia descaradamente el esquema de “Viernes 13” y algunos de sus recursos (como esa cámara en primera persona). Sin embargo, la revelación final es tan grotesca y demencial que puede provocar una implosión neuronal masiva y casi justifica la hora y media previa.

Campamento sangriento 01

La acción empieza con un padre jugando con sus dos hijos en un pequeño bote en un lago cerca de un campamento de verano. Al mismo tiempo, uno de los monitores práctica ski acuático con dos de las campistas y, debido a un despiste, arrolla a la familia con un resultado incierto. Ocho años después, Ángela, aparentemente superviviente del accidente, va con su primo Ricky, con cuya familia vive ahora, a un campamento. Ángela, debido a su carácteer introvertido y huidizo, se convierte el blanco de ataques y burlas por parte de otras campistas y algún monitor, e incluso es víctima de algún intento de acoso por parte del personal del lugar… pero, todo el que molesta a Ángela acaba muriendo de manera aparentemente accidental…

Campamento sangriento 02

La mayor parte de los asesinatos son ingeniosos, pero la falta de medios hace que se muestren de forma muy pobretona. Es destacable también el hecho de que, al contrario que otras producciones similares, no tenemos un grupo de “adolescentes de veintilargos años” más salidos que el pico de una plancha, sino que la mayor parte de personajes son apenas prepubescentes con las hormonas alteradas, eso sí, con lo que los típicos encuentros sexuales se convierten en tímidos escarceos, roces, besitos semicastos y mucho jijiji con poco jajaja.

Un rabo, un rabo, un rabooo…

Algunos personajes están muy bien definidos y desarrollados en contraste con lo muy estúpidos que resultan otros (la tía de Angela y Ricky, o la chica popular del campamento, por ejemplo); y alguna de las subtramas que se presentan son muy interesantes y merecían algo más de elaboración. Con todo, la sensación general que se transmite es de una cutrez enorme y con algunas de las peores actuaciones que uno pueda echarse a la cara entre las que, no obstante, hay que destacar la sublime labor de Felissa Rose como la retraída Ángela.

Campamento sangriento 03

Hay una escena completamente innecesaria que se supone que intenta dar profundidad y mayor explicación a la actitud del asesino, pero que vista desde la perspectiva actual resulta enfermiza y retorcida. Dentro del ambiente general de la película, con varias referencias hacia conservar la hombría y similares (a pesar del uniforme que luce alguno de los monitores), esa escena no es más que otra (mala) broma hacia todos los que tienen tendencias sexuales diferentes a la “norma”.