300: El origen de un imperio (2014) – polo San Martiño, persas e viño

300_El_origen_de_un_imperio

TÍTULO ORIGINAL 300: Rise of an Empire
AÑO 2014 NACIONALIDAD USA
DIRECTOR Noam Murro
GUIÓN Zack Snyder, Kurt Johnstad (Novela gráfica: Frank Miller)
REPARTO Sullivan Stapleton, Eva Green, Rodrigo Santoro, Lena Headey, Jack O’Connell, Andrew Tiernan, David Wenham, Callan Mulvey, Andrew Pleavin, Yigal Naor, Ashraf Barhom, Vincent Walsh, Steven Cree, Trayan Milenov-Troy, Andrei Claude, Peter Ferdinando, Mark Killeen, Peter Mensah
SINOPSIS Guerras médicas (500-479 a.C.). El general griego Temistocles lucha por conseguir la unidad de las polis griegas. Él dirige las tropas griegas que se enfrentan con el ejército persa, liderado por Xerxes y Artemisa, para impedir la invasión del país. Spin-off de la película/cómic 300, basado en la novela gráfica “Xerxes”, de Frank Miller.

Intentando vivir de las rentas que le dejó 300, apenas llega al retraso mental. Lenta, pausada, aburrida, combates que no llaman la atención, después de los visto en su predecesora y lo peor… una utilización del CGI para los chorretones de sangre que provocan más carcajadas que impacto.

Continúo tras el salto, con algún spoiler… Avisado estás.

Mimá, los enemigos sueltan tanta sangre que parecen globos de agua.

Trinity

Y es cierto, los griegos de 300: El origen de un imperio no tenían venas, era todo un entramado de arterias desconocido por la anatomía humana, por no decir que cada ser humano de aquel entonces cargaba con un mínimo de 12 litros de sangre por metro de cuerpo. Sólo así se explica la cantidad de litros, chorros y desanguinación que sufre cada uno en la batalla. Las fiestas de San Martiño en Galicia quedan a nivel de amateur en comparación.

Otras casi 2 horas perdidas, que ni las batallas ni las 4 domingas que salen consiguen aumentar el entretenimiento ni un ápice. La escena de sexo entre Artemisia y Temistocles es gratuita por completo, no aporta nada ni a la historia, ni a los personajes y lo que es peor, no consigue calentar al personal.

No hay por dónde coger esta película, no tiene nada bueno, nada destacable. Lo bueno que tiene, es una copia de su predecesora, pero aquí es una mera repetición, sin añadidos de interés.

Al igual que en la crítica de Canibal de ayer, no me extenderé más, porque no merece la pena. Tampoco me arrepiento de haber visto esta película, pero sí de hacerlo en conjunto con Canibal… menudo coñazo cinéfago.

Os dejo el tráiler.