Zombies, género o de-género?

La respuesta para todos es bien clara, pero así el título del post queda mejor… más pedante… y eso siempre mola, sobre todo si lo acompañamos de un monóculo, una pipa y un bombín.

En 1932 se abrieron las puertas del infierno cuando se estrenó en el cine la primera película en la que aparecían Zombies: La legión de los muertos sin alma (White Zombie, con Béla Lugosi). Lejos de ser una película del género tal y como hoy lo conocemos, sí fue la primera en ofrecernos estos personajes. En esta película, los zombies tienen más que ver con el vudú que los actuales zombies, pobres víctimas de una contaminación biológica o infección viral extraña (estos últimos serían infectados, no zombies, pero para el caso, nos valen igual).

Pero antes de continuar, qué es un zombie?

Según palabras de la Wikipedia, un zombi es un muerto resucitado por medios mágicos.

Jesucristo? Un zombie.
George A. Romero signing at Comic Con, 2007.
Imagen vía Wikipedia

La anterior descripción es muy simple, demasiado para poder explicar a estos complejos seres. La mejor descripción la podemos encontrar en la evolución que les ha otorgado su creador, el hombre que los vio nacer, más allá de los ritos vudú, el hombre que los creó aterrorizando a una pareja que se escondía en una casa, la persona que los lanzó en hordas de cientos a una base militar subterránea y a un supermercado… para después guiarlos hasta el último reducto de la humanidad, liderados por un Ché Zombie… y más… os hablo de George A. Romero, el creador del género Zombie tal y como lo conocemos hoy en día.

Para él, un Zombie, o muerto viviente, es una persona que murió por alguna clase de infección, y esa misma infección lo volvió a la vida (diferente del Zombie estilo 28 días después, donde la persona nunca llegó a morir: te infectas y cambias – y te vuelves karateka y corredor de 100 m. en 9’98 segundos).

El muerto viviente es un mero reflejo de lo que era en vida, que se mueve por instinto y rutina (ir de compras al supermercado, o la simple tarea de “comer“)

Before George zombies in movies were voodoo. He redefined the zombie as a flesh eater created from science, not magic. He took the zombie from fringe horror to apocalyptic horror. Suddenly they could be anywhere.

Max Brooks, autor de The Zombie Survival Guide.

En 1968, se le ocurrió que estaba un poco hasta las bolas del cine de terror clásico, que ya no asustaba ya a nadie y decidió darle al público lo que en ese momento estaba pidiendo a gritos: acojonarse de miedo y cagarse por la pata abajo… y así empieza la historia de los muertos vivientes, la vida de los Zombies.

Mucho han evolucionado los muertos vivientes de Romero, pasando del B/N al color y de los efectos especiales y visuales a los modernos efectos digitales (Land Of The Dead – increíble maquillaje de la mano de Gregory Nicotero). Pasando de ser unos seres movidos únicamente por instinto y rutina hasta dar muestras de cierta inteligencia, seguramente residual de sus vidas anteriores como en Day Of The Dead, con Bob, el Zombie que empuña un arma; o Big Daddy, en Land Of The Dead, no sólo empuñando una ametralladora, sino guiando y casi adiestrando a los demás muertos vivientes hacia la ciudad como si de un Ché Zombie se tratase.

Gracias a George A. Romero, los Zombies dejaron de ser simples cuerpos a ser pseudo-humanos sociales e indestructibles.

Piensa en esto: son lentos, pero no dejarán de crecer en número hasta rodearte… no tienes escapatoria.

Actualmente se ha estrenado un remake de una película de Romero de 1973, The Crazies, también de temática Zombie, aunque en este caso son más bien “infectados”, como en 28 días/semanas después. En 2010 se ha estrenado un remake de The Crazies, con mejores técnicas de efectos y maquillaje, dirigida por Breck Eisner.

Cover of
Rio Bravo

Dentro del género zombie también incluiría la cinta Asalto a la comisaría del distrito 13 (1976), segunda película de John  Carpenter (entre Dark Star y Halloween), donde un grupo de policías y reos son “encerrados” y recluídos en una comisaría de un problemático barrio. El filme, lejos de estar realmente encuadrado en la temática, bien recrea la sensación de angustia que un protagonista no-zombie en una película de zombies. Los malos no dejan de venir, y venir, y venir… interminablemente. La película es una revisión muy personal y libre del western de 1959 Río Bravo (Howard Hawks, protagonizada John Wayne y Dean Martin en 1959).

Últimamente, al margen de las pobrezas visuales que nos brinda Romero (filmes de muy bajo presupuesto, que se hace notorio en sus producciones), parece que el género está sufriendo un resurgir (El Resurgir De Los Muertos… hale George, ya tienes otro título, te lo regalo), pero no como a mí me hubiera gustado, me explico: para mí los zombies, sean más o menos listos… tiene que ser lentos. A ver, hayan muerto hace mucho o poco, sus músculos tienen que estar resentidos… no circula sangre por sus venas, se mueven por instinto y reflejos…

En películas como 28 días después (Danny Boyle, 2003), y su continuación 28 semanas después (Juan Carlos Fresnadillo, 2007, con un genial Robert Carlyle, aunque no es ni de lejos su mejor papel), los zombies (o infectados, como quieras) son jodidamente rápidos… saltan, hacen kung-fu como el más diestro y se mueven de una forma que da gusto verlos.

Me pierden un poco la gracia, pero entiendo su evolución. No todos los jóvenes disfrutarían de un montón de tipos lentos que caminan con los brazos hacia delante mientras babean y balbucean… bueno, eso lo disfrutaríamos yo y 4 más. Ahora bien, me gustaría ver una película de Zombies con Jet-Li, Jackye Chan o el tailandés Tony Jaa… pero convertidos en Zombies. Spm! a ver quién sobrevive ahí.

Siguiendo la historia de Romero y su prole, aparece en acción la saga consolera y comiquera de Resident Evil, que si somos capaces alienarnos un poco de los videojuegos o comics, las películas están realmente bien, al menos la 1ª y 3ª; y a puntito de salir la 4ª en 3D, que no tiene mala pinta, aunque se aleja un poco del terreno Zombie para mezclar más bichoñada mutante…

Las películas de Resident Evil, respetan por ahora los clichés zombies conocidos. Hay bichos que corren y saltan, como los dobermann zombies, pero bueno… son bichos… se tolera.

A las de Romero y sus “of the dead” se sumaron películas como El regreso de los muertos vivientes 1, 2 y 3, que quizá es una de las mejores “secuelas” o parte de la filmografía zombie a tener en cuenta:

  • El regreso de los muertos vivientes (1985): que yo conocí en mi videoclub como “La divertida noche de los zombies”… inmediatamente la alquilé con mi padre para ver en una de esas tardes de sábado habituales de cine y palomitas. Por cierto, es la única película que recuerdo en la que los zombies “comen cerebros”…
  • El regreso de los muertos vivientes 2 (1988): similar a la primera, pero sin tanta comedia… lo que la estreopea un poco. No obstante los zombies y el ambiente está myu bien recreado. Toda la caspa de los 80 junta: ropa, música…
  • El regreso de los muertos vivientes 3 (1993) : quizá la mejor de las 3 y más original, que nos relata minuto a minuto la transformación de la protagonista de la película en un zombie, tras ser infectada con un material “extraño”.

Seguramente me deje un montonazo de películas que os gustarán, como los zombies varios de Lucio Fulci, Dario Argento, etc… pero estos nunca me gustaron en demasía… me parecen copias baratas de Romero, y eso es decir muy poco sobre ellos. Su terror en general es bueno, pero no sus zombies. O la moderna Zombies Nazis, crossover entre clásico de zombies (y mezcla de mundo sobrenatural, estilo Evil Dead) y película bélica… los zombies corren que da gusto y disparan que te cagas… alejando la cinta del gérero 100% zombie.

Joder… ahora me vienen a la memoria la saga de Re-Animator, que es más género Frankenstein, pero… bueno, lo dejo para otro día.

Como curiosidad diré, que soy el orgulloso poseedor de más de 10 ediciones diferentes de La Noche de los Muertos Vivientes (George A. Romero, 1968). Todas ediciones españolas, salvo una, edición inglesa que venía de regalo con el diario Sun. No es, ni la primera de zombies (como tal), ni la que más me gusta, pero sí es la que para mí, inicio el género cinematográfico que tanto me gusta, y la que me dio los bichoños del terror que más carismáticos me parecen (con permiso de Drácula).

Porqué tantas?… portadas diferentes, fuentes del título diferentes, unas con, otras sin extras, una con libreto con fotos de rodaje… 🙂

Se acabó el frikismo, buenas tardes!

es mejor un buen humano que una mala hamburguesa

0 comentarios sobre “Zombies, género o de-género?”

Deja un comentario