‘Derek’ – o cómo cagarte en las muelas de Ricky Gervais

Uno crece con la dureza, con la hombría de afirmar lo que muchos otros machos alfa afirman:

Yo no lloro con películas.

Otros, van de duros con corazoncito y sólo se permiten arrancar un:

Yo sólo he llorado con el final de Terminator 2.

Hasta ayer yo pertenecía a este segundo grupo, aunque sí es cierto que muchas otras películas arrancan ese punto lacrimógeno, bien sea por ternura, o pena, pero sin llegar al goteo… Hasta ayer.

Leer más‘Derek’ – o cómo cagarte en las muelas de Ricky Gervais