“Suspiria” (1976) – El diablo viste de mallas…

 

suspiria_poster_01

Yo corregiría la frase por: “Lo más terrorífico que los 12 últimos minutos de esta película, son los pocos segundos que aparece Miguel Bosé… en mallas…”

DIRECTOR Dario Argento
GUIÓN Dario Nicoladi, Dario Argento
MÚSICA Goblin, Dario Argento
FOTOGRAFÍA Luciano Tovoli
REPARTO Jessica Harper, Stefania Casini, Flavio Bucci, Udo Kier, Miguel Bosé, Rudolf Schündler, Joan Bennett, Alida Valli

Sinopsis: Una joven (Jessica Harper) ingresa en una exclusiva academia de baile la misma noche en que asesinan a una de las alumnas. La subdirectora del centro es la amable Madame Blank, que brinda a la nueva alumna las comodidades y facilidades necesarias para su aprendizaje. Pero, poco a poco, una atmósfera malsana se va apoderando del lugar, y la estancia de la joven se va convirtiendo en una verdadera pesadilla.

Para pesadilla: Miguel Bosé… A quién carajo se le ocurre meterlo en una película de terror? Sólo a 2 enfermos, Dario Argento y Pedro Almodóvar.

miguel-bose-suspiria-srcalle

Bueno, al grano… Suspiria es una de las películas “buenas” de Argento, junto con Phenomena (de la que ya hablamos en la página hace poco), Rosso Profondo, Inferno y Tenebre; básicamente son todas las películas que rodó entre 1975 y 1984. Antes tenemos alguna buena película, muy interesante, como El gato de las 9 colas (1971), a la que le guardo un cariño especial por ser la primera que vi de Argento.

La película arranca bien… nada más llegar la prota a la academia, BLAM! Asesinato!… Esta es la carta de presentación de Suspiria, con la firma de Argento por los 4 costados… Ambiente tenebroso, rancio, opresivo y con un elenco de personajes a cada cual más turbio que el anterior; y una música… muy en la onda de Carpenter… un soniquete que termina por taladrarte el cerebro, es decir, cumple su cometido.

Sigue el esquema básico Argento: Presentación del prota, asesinato, personajes turbios y uno más que los demás, del que sospechas… al final es otro y todos felices. O no.

No es mejor que Phenomena (para mí), pero si obviamos a Miguel Bosé, es una buena película, muy disfrutable y entretenida; ideal para empezar un ciclo Argento con los colegas.

Os dejo con el primer corte de la BSO, by Goblin: