Resident Evil: Afterlife (2010)

Queda menos para el esperado estreno (10/09/2010), al menos por mí, de la 4ª película de la saga zombilera de Resident Evil, llamada en este caso Afterlife. Aunque tras la 3ª, Milla Jovovich afirmara que esa era la última vez que se enfrentaría a los zombies consoleros y bichoños mutantes, se ve que necesita los cuartos y va a por más… y yo encantado. Me parece una actriz correctísima para interpretar a Alice, como ya ha demostrado en las anteriores ocasiones (aunque las películas sean mejores o peores, para gustos, su interpretación es encomiable).

Rodada con el mismo sistema que James Cameron utilizó para Avatar, esta nueva entrega de Resident Evil será la primera en 3D. Normalmente no considero necesario el 3D en la mayoría de películas que suelen utilizarlo, amén que me parezca que sólo quieren chupar 3 eurillos más de mi bolsillo… (Sexo en Nueva York 2 en 3D… necesario? NO… existe? tampoco, pero imagínatelo… una sala medio llena de cincuentones babosos y cincuentonas menopausicas con las dichosas gafitas riéndose a carcajadas mientras una fulana con cara

de caballo compra zapatos). Pero bueno, el terror sangriento y la acción en 3D siempre tendrán un hueco en mi corazón, y si mi bolsillo me lo permite, seguiré a mis entrañas, si no, me tendré que conformar con el cine de toda la vida.

Volviendo al tema… en esta ocasión la película continúa la historia donde la dejó la 3ª entrega:

Sinopsis: Resident Evil: Afterlife, se emplaza en un mundo asolado por un virus que convierte a todo aquel que infecta en un no-muerto, en el que Alice continuará su camino para encontrar supervivientes y llevarlos a un sitio seguro. Su particular guerra contra Umbrella Corporation alcanzará nuevas cotas, pero afortunadamente recibirá la inesperada ayuda de un viejo amigo. Una nueva pista que parece prometer llevarles a un lugar seguro de los muertos vivientes les guiará hasta Los Angeles, pero cuando llega, la ciudad es invadida por miles de no-muertos, y Alice y sus compañeros están a punto de entrar en una trampa mortal.

fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre (y la española, la menos fiable de todas)

Os dejo un trailer para que vayáis abriendo boca…

Ah, y en esta ocasión, tendrá la ayuda de Michael Scofield… bueno, de Wentworth Miller… en el papel de Chris Redfield, pero sin tatuajes, creo… 🙂