Los Increíbles 2 (2018), sencillamente increíble, valga la rebundancia

Los Increíbles 2 - poster

TÍTULO ORIGINAL:
The Incredibles 2

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
2018

DURACIÓN:
118 min.

DIRECTOR:
Brad Bird

GUIÓN:
Brad Bird

MÚSICA:
Michael Giacchino

FOTOGRAFÍA:
Animación

REPARTO:
Animación

Sinopsis de “Los Increíbles 2”

Helen tiene que liderar una campaña para que los superhéroes regresen, mientras Bob vive su vida “normal” con Violet, Dash y el bebé Jack-Jack. Su misión se va a pique cuando aparece un nuevo villano con un brillante plan que lo amenaza todo.

Llega septiembre y el fantabuloso Cine-teatro Salesianos de Vigo inicia su temporada de espectáculos, cine incluído, por razones que tal no hemos podido asistir a los pases anteriores, pero este fin de semana nos hemos acercado para disfrutar de la esperada secuela de uno de los grandes éxitos de Pixar.

Cuando la espera merece la pena

Los Increíbles 2 es continuación directa de la historia de, evidentemente, Los Increíbles (2004). Algún tiquismiquis podría decir que es un remake camuflado: en esta ocasión es Elastigirl la que tiene que hacer una misión en solitario que se va complicando hasta que se hace necesario que el resto de la familia participe para solucionar el embrollo. En fin, hay quejicas para todos los gustos XD

Los Increíbles 2 01

La película complementa y mejora todo lo contado previamente y deja (de nuevo) el camino abierto para posibles continuaciones, o no. Que tampoco hace falta explotar todo con secuelas forzadas cada dos años, y se nota mucho cuando una nueva entrega no se hace exclusivamente por interés comercial y se pone esfuerzo en ofrecer un producto que sea mínimamente disfrutable.

Los Increíbles 2 02

Una gran cinta con un ritmo continúo que consigue que sus dos horas se pasen volando, con emoción, aventura, crítica social, drama familiar, actualidad, comedia… Nos vemos dentro de otros 10 años 😉

Los Increíbles 2 03

Como es habitual en Pixar, antes de la película en sí pudimos contemplar un curioso corto, Bao con una sicodélica metáfora de una madre sufriendo el síndrome de nido vacío y cómo lo supera gracias a un dumpling casero (un bollo de masa relleno, típico de la cocina oriental).