Leviathan (1989) – bichoñada padre

Si has visto Alien, la cosa y algo de cine de terror ochentero aleatorio, nada te va a sorprender con Leviathan, salvo un detalle… no hay tetas.

Sí hay momento bragas Ripley style, pero no hay domingueo… sería lo único deseado en una película tan precedible como Leavithan, pero no nos lo concedieron. Sin embargo, han tenido a bien crear diálogos absurdos, bichos cutres y momentos ridículos que dan unos minutos de risas descontroladas.

Olvídalo, éstas no las verás.

Leaviathan no es una buena película, aunque incluye a Peter Weller y Richard Crenna, y no es poca cosa.

Veamos un poco de la historia, pongámonos en situación: Un grupo de –vamos a llamar– geólogos submarinos encuentra un barco hundido, el Leviathan, y un tesoro en su interior. El tesoro es un bicho mutante que va terminando uno a uno con el grupo.

Hola? Alien? La Cosa?

Upgraded Richard Crenna

No hay mucho que decir de la película, la verdad… es una copia de ambas películas, bien mezclada, pero nada original. Y si añadimos una tercera película al mix, creo que podemos sacar plano a plano LeviathanAbyss.

Sin embargo no podemos decir que Leavithan copie en nada a Abyss, porque se estrenó 5 meses antes. Sin embargo resulta muy curioso el paralelismo entre ambas películas.

NOTA MENTAL: montar un ciclo de cine de terror submarino con Leviathan (1989), The Abyss (1989), Lords of the deep (1989), Profundidad 6 (1989) y La grieta (1990), del genial Juan Piquer Simón.

Me parezco a Emma Suarez? Sí, pero soy Lisa Eilbacher.

El bicho, como mejora respecto a Alien y La cosa, no sólo va matando uno por uno a los miembros del grupo, sino que los va “asimilando”  haciéndose un bicho más y más grande, y llamémosle “inteligente”, aunque nada preocupante para un europeo. La media de CI de un grupo de yankis es bastante inferior a la de cualquier europeo que haya leído, al menos, la portada de 4 libros diferentes.

Al final sale una mezcla de Godzilla pequecho con cara de esturión y con las cabezas de los muertos dispersas por el cuerpo.

Tengo brazos muy útiles en la espalda, por si me pica el culo.

En fin, Weller y Crenna, y la expectación tetil, hacen que la película sea más llevadera, pero no consigue llegar a nada sorpresivo, por lo que supone una pequeña decepción.

Además de Weller y Crenna, tenemos un par de caras conocidas. Sixpack (la primera víctima) es Daniel Stern, más conocido como “el ladrón idiota de Solo en casa”, y Jones es Henry Hudson, o “el negro de Cazafantasmas”. Y para terminar, tenemos a Ms. Martin, interpretada -a través de una pantalla- por Meg Foster, la coprotagonista de Están Vivos. En fin, un reparto muy ochenter.

Lo mejor, o lo peor (depende del gusto de lo cutre de cada uno), es la escena final. El momento “enceste” es asquerosamente genial. Ojo, no le des al play si no quieres un spoiler… aunque la explosión sea algo esperado (imitando a Tiburón 2, creo), hay cosas que son sorprendentemente cutres como para preferir verlas en la peli.

Así que Leviathan es recomendable? Sí, pero sin hacerle demasiado caso y viéndola con amigos para comentar las jugadas.

Hoy no os pongo el tráiler, los vídeos