La isla mínima (2014) – muy buena, pero lejos de una obra maestra

la isla mínima

TÍTULO ORIGINAL La isla mínima
AÑO 2014 NACIONALIDAD España
DIRECTOR Alberto Rodríguez
GUIÓN Alberto Rodríguez, Rafael Cobos
REPARTO Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez, Nerea Barros, Antonio de la Torre, Jesús Castro, Mercedes León, Manolo Solo, Jesús Carroza, Cecilia Villanueva, Salvador Reina, Juan Carlos Villanueva
SINOPSIS España, a comienzos de los años 80. Dos policías, ideológicamente opuestos, son enviados desde Madrid a un remoto pueblo del sur, situado en las marismas del Guadalquivir, para investigar la desaparición de dos chicas adolescentes. En una comunidad anclada en el pasado, tendrán que enfrentarse a un feroz asesino.

Tenía esta película en el punto de mira desde que estaba en proceso de producción, y la rechacé en cuanto se estrenó. Motivo? Me dejé influenciar por la crítica, que la comparaba con ‘True Detective’, en casi todos los aspectos, y es una serie que considero soporífera e inaguantable. Mal jugado.

Ayer le di una oportunidad, y no me pude haber sentido mejor. Una gran película, pero muy lejos de la obra maestra que tanto se han molestado en anunciar. Es simplemente buena, o muy buena.

Continúo tras el salto, con spoilers.

Lo que más destaca, para mí, es la banda sonora y la producción, los planos, los silencios. Un ambiente genial. Los actores no están nada mal, la verdad, salvo ‘el guapo’, que tiene tanto de actor como lo que dejan mis gatos en el arenero. Eso sí, guapo es.

La historia no deja de ser típica para los que ya hemos visto miles de películas y series de crímenes. 2 chicas muertas y un sospechoso más o menos claro que sabes que no es. Dar un par de vueltas y encontrar al culpable.

Al final de todo, lo encuentran, pero dejan en el aire un par de incógnitas. Bueno, realmente sólo una: ‘el del sombrero’. No sabemos si realmente era el tipo al que no llegan a interrogar ni tomar una muestra de sangre. Podemos suponer que sí, porque el poli se huele la mano, aunque si nos centramos, no sabemos si la huele porque le huele a perfume o si la huele porque buscar el olor… Y lo de la fotografía con el reloj, sin verle la cara, no es prueba de nada. Lo único que podría desvelar esta principal incógnita es si la superviviente sabía algo y si lo va a contar.

Incógnita 2… el poli ex-brigada político social… qué pensamos de él?. Es un buen policía, y fiel con su compañero, aunque lo pierden las formas (formas que si no tuviera, le habría costado la vida, y la de su compañero). No es ninguna incógnita, pero ahí queda… O no, porque como siga sangrando por el nabo como sangra, le quedan pocos ginebras que beber.

Resumiendo, la producción y fotografía cojonuda (me quedo enamorado de los planos aéreos; centrados, lejanos), y es lo que hace destacar la película, porque los actores no brillan, aunque no lo hacen nada mal, y la historia es un cliché muy visto. Un gran trabajo digno de muchos premios. A falta de ver el resto de candidatas a Los Goya, para mí es una ganadora.

Os dejo el tráiler.