«La bestia bajo el asfalto» (1980) – 12 metros de piel de bota

la bestia bajo el asfalto (5)

TÍTULO ORIGINAL Alligator
AÑO 1980
NACIONALIDAD USA
DIRECTOR Lewis Teague
GUIÓN John Sayles (Historia: John Sayles, Frank Ray Perilli)
MÚSICA Craig Hundley
FOTOGRAFÍA Joseph Mangine
REPARTO Robert Forster, Robin Riker, Michael V. Gazzo, Dean Jagger, Jack Carter, Perry Lang, Sydney Lassick, Henry Silva
SINOPSIS Un cocodrilo gigante ataca Chicago. Todo comienza cuando un bebé cocodrilo penetra en el sistema cloacal de la ciudad, tras ser arrojado a un inodoro. A lo largo de los siguientes 12 años estuvo creciendo y vivendo en este ambiente, hasta que una compañía química decidió deshacerse de unas hormonas del crecimiento con las que habían estado experimentando…

Tras leer la sinopsis, los 3 primeros minutos de la película no sorprenden. Familia que asiste a un espectáculo con caimanes, hay una escena un poco gore y viene la tragedia real… La niña se encapricha de una cría de caimán como si de un pececillo se tratase y se lo lleva para casa. Decide bautizarlo como Ramón. Ya en casa, sin motivo aparente, el padre coge el caimán y lo tira por el váter. Durante los créditos iniciales vemos como el caimán llega a las cloacas y pegamos un bote de 12 años al futuro…

Conocemos a un poli, su perro y a un dependiente de tienda de animalillos un poco raro. Poco después nos enteramos que es un cabrón que vende perretes y gatetes a un laboratorio de investigación, que llegado el momento, se deshace de una serie de residuos químicos y animales, que van a parar justo encima de nuestro pequeño caimán…

Ya tenemos todo perfectamente engrasado para conocer a un nuevo cancodrilo mutante como los que Bu nos presentó hace unos días y se emborrachaban de Blue Tropic. En 12 años ha crecido 12 metros, es largo como una limusina y tiene más apetito que Carmen de Mairena en un festival de pollas.

A partir del minuto 26 comienza la acción, el cáos, la destrucción desmesurada de mobiliario urbano y la mutilación de los transeúntes de la ciudad.

El poli, recibe un palizón de manos del cancodrilo, pero sale ileso… despierta en el hospital y se lo cuenta a un periodista, que ni corto ni perezoso hace gala de su inteligencia superior y va a las cloacas a hacerle fotos al bicho. Y se las hace. Es una pena que no revelen el carrete.

Siguen escenas de polis idiotas, militares idiotas, paletos idiotas, y mucho idiota más hasta que termina la película.

Y cómo termina? Bueno, no reventaré todo, no? xD

Con toda la coña, resulta una de las mejores películas con cocodrilos/caimanes de la historia, con escenas de ataques muy realistas y un reparto decente -todos de serie B, pero cumplidores-. El género bichoñil le debió molar al director, quien años más tarde dirigiría Cujo, cambiando a un cancodrilo por un perro from hell. Además, Lewis Teague, es director de otras grandes películas como La joya del Nilo, Peligrosamente Unidos, y el intento de serie de la JLA, de la que ya hablamos en su momento.

Alligator, o La bestia bajo el asfalto, resulta una peli bastante entretenida, y que no aburre. Los menos de 90 minutos ayudan a soportarla bastante guay. Dentro del género de bichoños contemporáneo, iniciado con Tiburón es una de las destacables, junto con Piraña de Joe Dante u Orca: La ballena asesina.

Llegó  a tener una secuela 11 años más tarde, que es una cojonuda película, y aunque genere menor interés, lo suple con un nivel superior de salvajismo en los ataques.

0 comentarios en ««La bestia bajo el asfalto» (1980) – 12 metros de piel de bota»

  1. Esta creo que la vi hace muchos años… me suena pero no la recuerdo con claridad. De la que sí me acuerdo es de Cujo, la revisioné hace poco y… qué mal lo pasé 🙁 Por el perro, claro xD

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: