Héroes fuera de órbita (1999), risas estelares

Héroes fuera de órbita-poster

Sinopsis

Héroes fuera de órbita nos cuenta como los protagonistas de una mítica serie de televisión, Galaxy Quest, que se ha emitido con gran éxito durante treinta años, se dedican a pasear sus antiguos uniformes por convenciones y programas especiales después de haberse cancelado la misma. Lo que no saben es que una verdadera raza alienígena del espacio exterior, los termianos, captaban la serie creyendo que se trataba de un documento histórico y buscan ayuda para defenderse de otra raza extraterrestre que les ataca.

Never give up. Never surrender.

Héroes fuera de órbita-01

Héroes fuera de órbita es una de esas películas que me llaman la atención, bien sea por la premisa, bien sea por el reparto o, como en este caso, por ambas las dos cosas, pero que por motivos ajenos a mi voluntad (o falta de ella) no he llegado a ver hasta hace poco.

La historia parte de una parodia de Star Trek (aunque sería más exacto decir que es una parodia del fenómeno fandom trekkie) y acaba derivando hacia una película de acción espacial estándar. Hubiera ganado puntos si no fuera tan lineal la equivalencia de personalidades y estereotipos entre actores y personajes.

By Grabthar’s hammer, by the suns of Worvan, you shall be avenged.

Héroes fuera de órbita-02

El esquema es muy similar al de la peli de 1986, Tres amigos, de John Landis, cambiando el cine del oeste por las series del espacio y a los mejicanos por alienígenas torpones. No sé si aquí hay algún tipo de mensaje oculto, la verdad.

Héroes fuera de órbita-03

En fin, Héroes fuera de órbita son 100 minutos muy divertidos en líneas generales. Siempre es un placer ver a Sigourney Weaver o a Alan Rickman, aunque sea en papeles poco habituales, y como no, también mola ver a Tim Allen haciendo algo decente que no sea doblar un dibujo animado.