Del revés (2015) – Poniendo cara a las emociones

delreves

TÍTULO ORIGINAL  Inside Out
AÑO  2015 NACIONALIDAD  Estados Unidos
DIRECTOR  Pete Docter, Ronaldo Del Carmen
GUIÓN  Michael Arndt (Historia: Pete Docter)
REPARTO  Animación
SINOPSIS  Hacerse mayor puede ser un camino lleno de obstáculos. Riley debe dejar el Medio Oeste cuando su padre consigue un nuevo trabajo en San Francisco. Ella se deja guiar por sus emociones: Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza, e intentará adaptarse a su nueva vida en San Francisco, pero el caos se instala en los Cuarteles Generales de las emociones. Aunque Alegría, la emoción principal, intenta mantener una actitud positiva, las demás emociones chocan a la hora de decidir cómo actuar en una nueva ciudad, un nuevo hogar y una nueva escuela.

Una vez más, pude disfrutar de esta película en el Cine-Teatro Los Salesianos (Vigo) Una sala de cine a un precio asequible y que encima no te ponen cien mil trailers y anuncios.

«Del Revés» sorprende para bien, más tras el salto.

Si eres de la generación de los ’80 seguramente al ver la película te acuerdes de la serie «Érase una vez el cuerpo humano» con todos esos personajillos que explicaban el funcionamiento del cuerpo. Un punto nostálgico y positivo. Disney-Pixar hacen lo mismo pero centrándose en las emociones.

Algunos dirán que sólo han representado las emociones básicas y es cierto pero hay que tener en cuenta que son las emociones de una niña pequeña: los enfados, por ejemplo, son ira y lloros sin medias tintas. La alegría, excitación e histerismo.

Es muy interesante cómo nos presentan el cerebro y cómo van ocurriendo las cosas ahí dentro. Las consecuencias de un recuerdo y cómo puede cambiar depende de qué botón se toque. Y cómo se va desarrollando la consciencia a medida que crecemos y experimentamos situaciones nuevas. Y muy interesante el concepto de las islas representando los pilares de nuestra personalidad y conocimientos adquiridos.

joy-sadness-inside-out

Las emociones están muy bien definidas y los más peques las identificarán a la primera.

Con muchos momentos de auténticas carcajadas, viajaremos incluso hasta el subconsciente.  Pasando por el set donde se «ruedan» los sueños y atajando por el Pensamiento Abstracto, una de las mejores escenas sin duda alguna. Al igual que aquella en donde aparecen Los Olvidadores, unos trabajadores de la Memoria a Largo Plazo. Una vez acabada la cinta, el espectador puede maldecirlos. Quien la haya visto sabrá por qué.

Un punto negativo es la trama predecible pero lo compensa siendo entretenida. Además aprendemos que no todo es blanco o negro, que también existe el gris y que de esa fusión nacen nuevas emociones. Emociones que se van adquiriendo con el paso de los años. El final huele a que habrá una segunda parte, aunque ya sería destinada a un público más juvenil que infantil. Pete Docter ha dicho que no pero… «nunca digas nunca»

Pixar nos tiene acostumbrados a detalles que sólo entendemos los adultos pero aquí va más allá, creo que es la más compleja que han hecho hasta ahora.

La crítica la ha puesto por las nubes, los espectadores casi por el fango. ¿A quién hacer caso? A nadie. Vedla sin expectativas, sin prejuicios, no penséis que es una tesis sesuda de psicología y no os levantéis cuando lleguen los créditos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: