Creed I y II (2015-2018) – pues bueno, pues vale

Esto va a ser rapidito, porque el cine de boxeo ya saboreó mejores mieles que las presentes, sin embargo Creed y Creed II mantienen un puntito de la esencia de lo que un día fue. Obviamente ese puntito se centra en Rocky, lo que es y lo que fue, y poco más.

Al margen de esto, las dos partes de Creed (que he visto en Prime Video) son una ensalada de hostias muy guay. Unas fintas, unos uppercut, unos crochets a una velocidad que rozan el Match 2, pero descuidando una parte importante: el sonido.

El sonido?

Los combates de Creed suenan humanos, y eso mola, le da mucho realismo, pero como yo no busco realismo en una película donde salga Stallone (ni siquiera su peli porno), echo un poco de menos al mezclador de sonido de Rocky Balboa (película de 2006), quien conseguía que los golpes sonasen como 2 trenes chocando..

Comparativamente, las dos partes son la misma película, con diferentes contrincantes, tanto dentro como fuera del ring. Sin embargo, me gustó más la segunda parte, que es un remake libre de Rocky IV: el hijo de Creed contra el hijo de Drago. Entrenándolos tenemos a Rocky y a Iván Drago, y esos entrenamientos se basan en los mismo que usaron en los 80… los rusos con toda su maquinaria tecnológica y avances en entrenamiento, y los humildes americanos yéndose a pasar penurias al desierto… Poca propaganda.

Obviamente ganan los yankis, como se esperaba. El combate final es épico, musiquita, blablabla the end.

Las pelis se toman muy en serio a sí mismas, y es un error, porque la gente que la ve busca un punto de fantasmada que no tiene. Ojo, es una opinión personal, pero insisto… me hubiera gustado algo más, pero bueno, para pasar el rato no está mal, y para ver macizos mononeuronados es un buen plan (o poner Telecinco).

Tráiler de Creed

Tráiler de Creed II

Deja un comentario