Cosmoball (2020), russian supersports

Cosmoball es una película de acción post-apocalíptica realizada en Rusia, basada en la serie de animación francesa Galactik Football (2006-2011). Está dirigida por Dzhanik Fayziev (August 8, Furious), y protagonizada por Viktoriya Agalakova (La Novia, Mermaid: The Lake of the Dead), Yevgeny Romantsov, Maria Lisovaya, Ivan Ivanovich, Yelizaveta Taychenacheva y Yevgeny Mironov (In Transit, The Age of Pioneers).

Una violenta batalla espacial celebrada cerca de la Tierra termina con la Luna destruida y el clima del planeta desestabilizado. Desde entonces, sobre Moscú se eleva una enorme nave alienígena que sirve como estadio para una espectacular competición intergaláctica llamada Cosmoball, una combinación entre fútbol y lucha de gladiadores con superpoderes. Todo el mundo adora Cosmoball, excepto Anton, cuyo único deseo es encontrar un trabajo para ayudar a su madre enferma.

Vaya por delante el hecho de que la película no está mal, aunque tiene demasiados «peros» en contra que la alejan mucho de ser un producto perfecto. Empezando por el hecho de que la mayoría de los actores principales son debutantes o no son profesionales (sin ir más lejos, Yevgeny Romantsov y Yelizaveta Taychenacheva son deportistas… supongo que pensaban que esto iba a darle mayor credibilidad a sus personajes). La mayor parte del tiempo parece que están recitando la obra de teatro del instituto, con bastante cachondeo aunque no esté acorde con la escena correspondiente, o con una absoluta falta de expresión o credibilidad en lo que se está contando.

Por otro lado, el guión es endeble y confuso. Y es que, a pesar de ser machaconamente explicativo desde el primer minuto, hay cosas que o están mal explicadas o carecen de sentido. Por mencionar algo, el campeonato en sí se supone que es seguido con devoción por toda la población de la Tierra (y parte del Universo) y sólo consta de tres equipos de cuatro miembros. El equipo de la Tierra, además, está incompleto y, aún así, consigue ganar con facilidad.

«A ver si lo he entendido. Vamos a jugar al fútbol con algo que es realmente una bomba nuclear creada por un alienígena furioso al que no podemos eliminar.»

— Anton

Por otro lado, las confusas explicaciones son completamente aleatorias, en plan «Te voy a contar el mayor secreto de la película, aunque acabo de conocerte y realmente no tengo ningún motivo para confiar en ti, pero había que contar esto en algún momento».

El tempo de la historia está supercomprimido. En apenas unos días pasan cosas que deberían haberse desarrollado en semanas como mínimo. El protagonista, por ejemplo, pasa de odiar Cosmoball a despertar sus poderes y convertirse en el jugador más habilidoso sin apenas entrenarse. Todo en cuestión de horas. Eso sin mencionar sus cambios de humor, de opinión y de lealtades, así sin más explicación. O sus infantiles reacciones ante las relaciones interpersonales con el otro sexo, más propias de un manga de/para adolescentes que de una película mínimamente seria (lo cierto es que, a todos los niveles, Anton es un Shinji Ikari de lo más cutre 😅). No ayuda el hecho de que las chicas (la «buena» y la «mala») le salten encima como si fuera el último macho alfa del planeta, sin más motivo que porque sí.

En esencia, tenemos tres tramas heterogéneas, que se van rozando tímidamente a lo largo del metraje pero que no consiguen encajar una con otra: el científico loco y su enfrentamiento con la criatura que creó; el chico atontado que se convierte en el elegido (en este caso, sin profecía de por medio); y una competición deportiva que no se llega a entender muy bien cómo funciona. Lo cierto es que tengo serias dudas de si el doblaje y/o lo subtítulos se corresponden en algo con los diálogos originales o se han limitado a hacer un sicansíos sin más 😄

Con todo y a pesar de todo, resulta una película de sobremesa entretenida. Con unos efectos especiales muy logrados, y una variedad de escenarios y razas alienígenas impresionante. Las escenas de competición/combate están muy bien hechas aunque, de nuevo, no se entienda muy bien por qué los jugadores hacen lo que hacen o cómo ganan puntos 😆. Lo cierto es que ya podía Zashchitniki (Guardians) haber tenido la mitad de medios que ésta.

Trailer de Cosmoball

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: