“Corre, Lola, Corre” (1998) – una simple muestra de buen cine

DIRECTOR Tom Tykwer
GUIÓN Tom Tykwer
MÚSICA Tom Tykwer, Johnny Klimek, Reinhold Heil
FOTOGRAFÍA Frank Griebe
REPARTO Franka PotenteMoritz BleibtreuHerbert KnaupNina PetriJoachim KrólArmin Rohde,Heino FerchSuzanne von BorsodySebastian SchipperLudger PistorJulia LindigLars RudolphUte Lubosch

Sinopsis: Dos amantes disponen tan sólo de unos minutos para cambiar el curso de sus vidas. Lola recibe una llamada desesperada de su novio Manni, que acaba de perder una pequeña fortuna que pertenece a un jefe de la mafia para el que trabaja. Si Lola no consigue el dinero en veinte minutos, Manni sufrirá las consecuencias.

El llamado efecto mariposa hace acto de presencia en esta película, y nos cuenta en 3 carreras de 20 minutos un mismo relato, con ciertas diferencias que afectan irremediablemente a la sucesión de acontecimientos.

La idea es que, dadas unas condiciones iniciales de un determinado sistema caótico, la más mínima variación en ellas puede provocar que el sistema evolucione en ciertas formas completamente diferentes. Sucediendo así que, una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a mediano o corto plazo de tiempo.

El efecto mariposa, Wikipedia

El mismo año, 1998, se estrenó otra película de premisa similar a la alemana, en este caso, estadounidense; la película Dos vidas en un instante nos pone a Gwyneth Paltrow en una situación similar, pero no tan electrizante como las historias de Franka Potente corriendo a todo trapo por Berlín.

Las 3 carreras de Lola comparten Presentación, y varían en Nudo y Desenlace, finalizando cada una de ellas, obviamente, de manera diferente y con diferentes futuros para Lola y Manni.

No quiero meterme en spoilers, y si hablara de cada una de las carreras de Lola, estaría haciéndolo, así que simplemente enlazaré a la Wikipedia, para quien quiera leer lo que sucede en cada una de ellas: clic.

Al margen de la buena película que es, y el buen ritmo que tiene, no sería lo mismo sin su rallante banda sonora, techno machacón durante tooooooooooooda la longitud del celuloide, con subidas y bajadas de volúmen.  No siempre está presente, pues desaparece en alguna ocasión siendo suplantado por temazos como What Difference A Day Makes de Dinah Washinton.

El trailer deja patente de lo que hablo…

La banda sonora, por cierto, es en su mayoría obra del director, Tom Tykwer, y las voces de la mayoría de canciones techno que suenan las puso la misma Franka Potente.

Sólo recuerdo, ahora mismo, una película con este tipo de banda sonora casi-constante… Pi: Fe en el caos, dirigida por Darren Aronosfky aunque la BSO es de Clint Mansell. Esta película es una obra maestra del underground yanki… también de 1998… todo va encajando…

Una homóloga de Corre, Lola, Corre, pero más actual podría ser Crank: Veneno en la sangre (2006), con un Jason Statham corriendo en bolas para salvar su vida, y su secuela, Crank: Alto voltaje. Aunque ninguna de las 2 tiene ni la cuarta parte de originalidad de Lola, sí es cierto que mantienen el ritmo trepidante durante los 90 minutos que duran.

Volviendo a Lola, después de protagonizar la película, Franka Potente dio un pequeño salto a Hollywood, participando en Blow (2001) con Johnny Depp (y Pé) y junto a Matt Damon en El caso Bourne (2002) y El mito de Bourne  (2004), sin embargo insisto en mi afirmación que Corre, Lola, Corre, es su mejor película e interpretación… si es que lo clava HOYGAN!

Tengo que destacar el fenomenal montaje que tiene, gracias a Tom Tykwer, que ha sabido mezclar una ingente cantidad de elementos para completar el resultado final, incluyendo las incursiones de “animación” al principio de cada carrera, que me han gustado mucho.

En fin, la trepidante maratón de Lola por Berlín no es sólo una muestra de ejercicio físico, si no un ejercicio práctico de buen cine.