Concédeme la venganza

“Crom, jamas te he rezado, no sirvo para ello. Nadie, ni siquiera tú, recordará si fuimos hombres malos o buenos, por qué luchamos o por qué morimos, no. Lo único que importa es que hoy dos se enfrentan a muchos, eso es lo que importa. Crom el valor te agrada, concédeme pues una petición, concédeme la venganza. Y si no me escuchas….!!!vete al infierno!!!”

Arnold Schwarzenegger, Conan el Barbaro (1982)