Charlton Heston y el post-apocalipticismo

nota: post-apocalipticismo es un término recién acuñado, tenlo en cuenta para no decirlo delante de amigos o familia y que te tomen por tonto.

Esta entrada viene motivada por la recientemente vista película: «Soylent green», mal traducida en España (cómo no!) como «Cuando el destino nos alcance», de 1973, y protagonizada por el de la foto, Charlton Heston.

Voy a tener en cuenta tres películas del actor, una la ya nombrada Soylent Green, otra El planeta de los simios y la tercera The Omega Man (de nuevo mal traducida como «El último hombre vivo»).

Estas tres películas están ambientadas en unos Estados Unidos post-apocalípticos (siento haberle destrozado el final a quien no haya visto El planeta de los simios) donde el único héroe es un hombre, sus pelotas y sus armas.

Hagamos una breve sinopsis de las pelis, por orden cronológico:

  • 1968: The planet of the apes, El planeta de los simios.

Nueva York, en un futuro muy lejano. Charlton Heston es la única persona pensante, literalmente, en el planeta, gobernado por simios que esclavizan a los seres humanos. Charlton Heston hará lo posible por liberar a los hombres y mujeres para mostrarles la verdad.

  • 1971: The Omega Man, El Último Hombre Vivo

Los Ángeles (en el remake I Am Legend, de Will Smith se ambienta en Nueva York) en un futuro no muy lejano. Charlton Heston es un ser humano rodeado por «mutantes negro-albinos» que matan a los «normales» que quedan. Charlton Heston hará lo posible por escapar y encontrar una cura para los hombres y mujeres que queden en el mundo.

  • 1973: Soylent green, Cuando el destino nos alcance

Nueva York, año 2022. Charlton Heston es un policía pobre que vive en los suburbios de Nueva York y termina descubriendo que el alimento llamado «Soylent green» está hecho de personas. Charlton Heston hará lo posible por destapar esta verdad para mostrársela a los hombres y mujeres del planeta.

A ver, no tengo nada en contra de las películas post-apocalípticas, todas ellas me encantan, hasta las filmadas en Italia durante los 80 o incluso las almerienses… Yo no sería quien soy si no fuera por Mad Max, El Exterminador de la Carretera, y tantas otras películas de similar sinopsis. Y no sólo dentro del post-apocalipticismo (voy a terminar patentando el término), seamos serios y hablemos claro, decidme a qué os suena esta sinopsis:

«Un hombre solo luchando contra las fuerzas del mal.»

Es el resumen del 95% de las películas rodadas hasta la fecha!!! Entonces, cómo entendemos que un sólo actor, en una plazo de 5 años, haya protagonizado, salvo detalles, el mismo papel?

Veamos quién produce qué película:

  • El planeta de los simios: 20th Century Fox
  • The Omega Man: Warner Bros.
  • Soylent Green: Metro Goldwing Mayer

En 1968, la Fox, sacó su Planeta de los Simios, y las demás productoras quisieron copiarlo, pero no sólo copiar la historia; tenían que tener al mismo actor haciendo el mismo papel, para asegurar la taquilla; todos querían una porción de la tarta del tipo más duro de holywood de la época. En los 90 este honor sería para Bruce Willis.

Hablando del «mismo papel», tengo una anécdota curiosa, que me ocurrió hace algunos años, cuando decidí hacerme un «especial John Carpenter», y la misma noche vi «1997: rescate en Nueva York» y «2014: rescate en Los Ángeles»… La segunda película no la había visto, ni leído nada sobre ella… sólo sabía que salía Kurt Russel repitiendo como Snake Plissken, de modo que supuse sería una secuela tardía…

Comienzo a ver 1997, y la termino, como tantas otras veces había hecho antes; hago una pausa para recoger suministros en la cocina y vuelvo al salón para poner 2014. A los pocos minutos algo me empieza a oler mal, y no había cenado nada, así que no era yo… la película me recordaba sospechosamente a 1997, pero después de un par de pensamientos lo descarté, quedándome con la idea de «será un refresco del personaje, historia, etc… para meternos en ambiente»… a mitad de película me resultó apestoso, y caí en la cuenta de que 2014, de John Carpenter, era un remake de 1997, de John Carpenter

No es más que otro claro ejemplo de «aprovechar el jamón hasta el hueso», pero no por parte de las productoras, sino, más tristemente, por parte del mismo director… y actor. No obstante, 2014, es una buena película con grandes momentos y grandes frases por parte de Snake Plissken… aún con todo lo bueno, os recomiendo que no las veáis juntas… u os dará un soponcio.

Volviendo al tema… si Charlton Heston no hubiera muerto en 2008, sería el ideal (si no estuviera tan viejuno) para protagonizar The Book Of Eli, cuya sinopsis dice: Una historia post-apocaliptica, en la que un hombre cruza América para proteger un ilbro sagrado que tiene el secreto para salvar a la humanidad.

Sin embargo el papel se lo dieron al soso de Denzel Washington… sí, lo siento, me parece un soso. Es uno de los actores que no trago, junto con Tom Hanks y Meg Ryan. No me parecen buenos actores, nunca consigo ver al personaje, sólo veo al actor.

Al margen de quién la interprete, la película no está mal y tiene todos clichés necesarios que el género necesita.

En fin, el género post-apocalíptico sigue vivo, y por muchos años, como el género zombies, que está en pleno auge.

Y para terminar… Heston no se os parece sospechosamente a alguien?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: