Adiós a un grande

El director de origen griego Theo Angelopoulos nos ha dejado. Para quien no conozca a este director indicaros que ha sido el más grande e internacional de los cineastas griegos. Al parecer el fallecimiento se produjo al ser atropellado por una moto.

Este realizador tuvo entre sus obras más destacadas El viaje de los comediantes (1976),  Los cazadores (1977), Alejandro Magno (1980), Viaje a Cythera (1984), El apicultor (1986),  Paisaje en la niebla (1988), La mirada de ulises (1995), su mejor obra sin duda, Lumière y compañía (1995), donde rodaba uno de los cortos de esta cinta, o La eternidad y un día (1998).

Especialista en films de carácter “contemplativo” donde eran indispensables la correcta utilización de los tiempos muertos para dar más fuerza y énfasis a esos momentos especiales, pausas y tomas largas, dejaba su impronta en el cine y su admiración por los cinéfilos que tuvimos la suerte de ver alguna de sus películas -que no todas- por no ser películas que demande el gran público.

Ello no fue obstáculo para que se reconociera su buen hacer en festivales tan prestigiosos como Venecia, Cannes Berlín…

Descanse en paz maestro.

Deja un comentario