Archivo de la etiqueta: Stanley Kubrick

Doctor sueño (2019) – una secuela innecesaria, pero que no molesta

Nunca me dejo llevar por las críticas (principalmente malas), ni por los que rajan de una película por lo que recaudan (71 millones de dólares sobre un presupuesto de 59). Si así lo hiciera, no habría visto Doctor Sueño.

Hice bien.

Seguir leyendo Doctor sueño (2019) – una secuela innecesaria, pero que no molesta

Elkanodata Film Series #1: Quintessential Quotes From Cult Film Directors

elkanodata-filmseries-directores-cine-culto

ElkanoData es una agencia creativa de diseño de la información. Para celebrar su segundo aniversario han combinado sus dos aficciones favoritas: su trabajo y las películas.

Así nace ElkanoData Film Series, una colección de infografías, Motion Graphics y otros formatos visuales que rinden homenaje al cine que más les ha gustado, influido e inspirado.

Seguir leyendo Elkanodata Film Series #1: Quintessential Quotes From Cult Film Directors

The Shining Code 2.0 – el resplandor de Apollo

room-237-3
Hace unos meses recomendé un documental de mi admirado Stanley Kubrick, titulado “Room 237” en el que se exponían diferentes opiniones y teorías sobre el verdadero significado que está latente tras el film y que no todos los espectadores habrán descubierto.

La pasión de los fans por The Shining es inagotable, y como muestra un botón. Aquí os dejo otro documental, titulado “The Shining Code 2.0” –como ya habríais podido deducir de mi título– que expone algunos de los códigos ocultos que Kubrick dejó en la película, centrándose en la teoría conspiranoica de su famoso rodaje del primer hombre en la luna.

Aquí os dejo el link con el docu. A disfrutarlo. Tras el salto… Seguir leyendo The Shining Code 2.0 – el resplandor de Apollo

Ahí estaba yo

Ahí estaba yo. Es decir, Alex y mis tres drugos. O sea Pete, Georgie y Dim. Estábamos sentados en el Korova Milk Bar, exprimiéndonos las rasureras para encontrar algo con que ocupar la noche. En el Korova Milk Bar servían lacta plus. Leche con velloceta o con dencromina… que es lo que estábamos tomando. Eso nos aguzaba los sentidos y nos dejaba listos para una nueva sesión de ultra-violencia.

La naranja mecánica, 1971.