Soldiers of the damned (2015) – la culpa de todo no la tiene Yoko Ono

Cartel de Soldiers of the damned

La verdad, no sé muy bien por qué motivo le di al play de Soldiers of the damned (disponible en Prime Video para desgracia de muchos), porque con las actuaciones y efectos de los 5 primeros minutos ya me estaba poniendo de mala hostia. Cómo se puede actuar tan mal? Es que ni a propósito… Y los efectos? mi iPhone 4 tiene apps para hacerlos más creíbles, coñe.

Imagen de Soldiers of the damned

Es el Frente Oriental, 1944. Los rusos están empujando el Ejército alemán hacia atrás a través de Rumania. El mayor Kurt Fleischer, comanda una tropa de élite de soldados alemanes y recibe la orden de escoltar a una científica en un bosque misterioso detrás de las líneas enemigas para recuperar una antigua reliquia. Como sus hombres comienzan a desaparecer en extrañas circunstancias, Fleischer se da cuenta de que la científica es parte del departamento de ocultismo de Himmler y hay algo en el bosque que es mucho más letal que los rusos.

Mark Nuttall, se estrena como director de cine con Soldiers of the damned y bueno, a los que nos gusta el género terror, y tenemos cierta afinidad con el cine bélico, pues podemos sentir cierto atractivo por una sinopsis como la que tenemos ahí arriba. Sin embargo, en la sinopsis muere el encanto, porque la puesta en escena es tan mala, los actores son tan malos, los diálogos son tan cutres, que a los pocos minutos ya estás deseando quitarla y pasar al Canal Cocina, porque seguro que están poniendo algo más digerible.

Una cosa sí hay que decir muy en favor de Soldiers of the damned: el vestuario (y armamento). El encargado de este tema sabía lo que tenía que hacer, porque está cuidado hasta el último detalle. Aquí han tenido que dejarse gran parte del presupuesto, estoy más que seguro de ello. En general, toda la recreación histórica está muy lograda y con detalles muy contrastables con la realidad del momento.

Y como el gasto en vestuario fue tan grande, hubo que ahorrar en el resto. Grabar de noche? eso implica iluminación… mejor rodamos de día y bajamos la exposición en postproducción; quién lo va a notar?

Esto ya no es culpa de los creadores, pero hasta se ha ahorrado en el equipo de doblaje… unos nazis tienen acentazo alemán y otros de Burgos. Tampoco creáis que en VO mejora la cosa, los nazis del ejército regular hablan inglés, y los nazis de las SS hablán inglés con acento alemán.

En fin, que tras la sinopsis, una vez se adentran los nazis en el bosque, comienza la película en si y comienza el sin sentido: gente que se evapora y calcina sin motivo, gente que parece caída del cielo, tanques donde no han podido llegar, gente que se cae abatida antes de que lo toquen las balas. Tan sin sentido que…

Spoiler
no sabes si lo que estás viendo «es real» o si se lo están imaginando los personajes.

Y hasta aquí puedo leer… Soldiers of the damned es un zurullo no recomendable para nada, sólo para ignorar. Ni siquiera es un «por las risas» para ver con los colegas, aunque seguro que el alcohol ayuda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: