“La trampa de la muerte” (Deathtrap, 1982) de Sidney Lumet

Sinopsis: Un estudiante de literatura entrega a su profesor, un conocido escritor, el manuscrito de su primera novela. Desesperado y angustiado por obtener un nuevo éxito, el famoso novelista planea asesinar al joven desconocido y apropiarse de su obra.

Sidney Lumet, director

Hace unas semanas empecé a ver ésta película, pero a los 10 minutos me pareció lo suficientemente interesante/entretenida como para verla con Trinity, así que esperamos el momento para hacerlo. Y ese momento llego ayer.

El argumento es cuando menos, poco original. Se me ocurren bastantes obras/películas con la misma sinopsis, desde episodios de Alfred Hitchcock Presenta hasta relatos cortos de Stephen King llevados al cine (La ventana secreta, por ejemplo) hasta llegar a la más moderna película Gentleman Broncos, de 2009.

En esta película, Sidney Lumet va un paso más allá, o dos, o tres… lo que parecía ser no es, y ésto tampoco lo es… A los pocos minutos de película ya te vas dando cuenta del juego al que Lumet quiere jugar, una trampa dentro de otra y ésta dentro de otra más y ésta… llegando a un punto en que realmente no sabes dónde va a terminar el asunto, quién será el tramposo final y quién será derrotado…

La película no necesita de grandes medios más que un simple decorado (o 2) y un par de buenos intérpretes como son Michael Caine y un joven y atlético Christopher Reeve (2 años después de realizar Superman II) en un triángulo amoroso con Dyan Cannon (pero no como os imagináis… aunque ahora seguro que sí).

La película está pensada para ser simple, fácil de entender, seguir y de fácil adicción.

100% recomendable para una tarde de sábado donde necesites una buena sesión de suspense para abrir el apetito.

Sólo tengo un comentario negativo para la película: la música es una mierda, no ayuda en nada a la película y por momentos te da deseos de quitarla… Aguantad! la película merece la pena.

Después de ver la película, podéis pasaros por aquí a comentar qué os ha parecido… 🙂

Pd.- a los muy muy MUY fans de Superman… habrá escenas que no les molen nada  nada…