Déjame salir (2017) – una peli en blanca y negro

Déjame salir es Funny Games dirigido por Hitchcock con un guión rechazado de Raices, o de Adivina quién viene esta noche… o no, pero me hacía gracia decirlo. El caso es que es una película imprescindible, desde ya, para el género del thriller psicológico.

Más cosicas tras el salto, de tranqui.

Déjame salir es otra de las candidatas a llevarse varias estatuillas: Mejor película, Director, Guión, Actor principal – así que te invitamos a participar en nuestra porra para que votes.

De risas…

Empieza la peli y un chico de color,es raptado repentina y violentamente mientras iba a quedar con una chica en un barrio que no es el suyo. Cambiamos de escena y vemos a otro chico, negro, que está con su chica de risitas planeando el fin de semana en casa de los padres de ella.

Él teme que ellos no lo acepten por ser negro, pero nada más lejos de la realidad… parecen encantados con que lo sea… Amantes de la “raza negra”, con fotos de Jesse Owens, amigos fans de Tiger Woods, votantes de Obama… tan tan amantes de la raza, y tan predispuestos de decirlo que resulta sospechoso. Los pocos afroamericanos restantes que pueblan la reunión familiar no hacen que las sospechas se disipen, todo lo contrario.

No nos equivocamos con las sospechas, pero hasta aquí puedo leer.

Déjame salir en tan apenas 100 minutos y con un presupuesto de apenas 4 millones de dólares (recaudando más de 250 millones) consigue lo que otras no consiguen con repartos más conocidos, más presupuesto y más medios en más o menos tiempo… Se ha convertido, para mí, en un referente del thriller. De verdad, si le pones Dirigida por Alfred Hitchcock al inicio, nadie lo pondría en duda después de verla… pero no, es la opera prima como director de Jordan Peele, escrita por él mismo.

Podría decir mucho más, pero no es necesario. Déjame salir merece muchísimo la pena como película y como referente del género. Consigue angustiarte como pocas y dejarte con una satisfacción bastante completa con el final de la misma.

Participas en nuestra porra de los Óscar?

No leas a partir de aquí…

No habrá spoilers, pero sí detalles que no quiero que te chafen.

Cuando llega el momento hipnosis, que es cuando comienza la película de verdad, nos ponemos en situación y nos metemos en la piel de Chris, y pensamos en el KKK, tortura y las mil y una cosas que le pueden suceder… Sin embargo el verdadero motivo es más espeluznante y hace que el thriller roce con fuerza el terreno de la ciencia ficción más actual (sobre todo si tienes fresco el último episodio de Black Mirror, Black Museum). Un giro algo inesperado, que hace que Déjame salir sea mucho más disfrutable de lo que apuntaba. Todo un acierto.