Zinemaníacos

The Lords of Salem (2012) – sentimientos encontrados

Con The Lords of Salem tengo sentimientos encontrados… Le tengo mucho cariño a Rob Zombie, como músico y como director. He visto recientemente Halloween y Halloween 2 y me gustaron mucho, así lo reflejé en mis reseñas, pero en The Lords of Salem hay cosas indefendibles.

Primero vamos con lo bueno

La dirección es exquisita, Rob Zombie mejora con los años, como el buen vino. La fotografía es increíble; repite Zombie con el mismo director de fotografía de Halloween 2, Brandon Trost.

La puesta en escena, los vestuarios y ciertos ambientes que recuerdan a La semilla del diablo (sobre todo el piso donde vive Sheri Moon). Parte de la historia también es muy de La semilla del diablo. No diré que es una versión, u homenaje porque The Lords of Salem destila personalidad Zombie en cada frame.

Y hasta aquí lo bueno, que no es poco.

Pero lo malo…

Sheri Moon Zombie está horrible. No es una buena actriz, eso no creo que nadie lo haya afirmado nunca, pero sí era correcta y si no se salía de sus límites, no molestaba en absoluto, aquí lo hace fatal. Su belleza la ayudaba bastante. En esta película no la acompaña ni eso… esas rastas le quedan bien a su marido, son parte de su firma, pero a ella no le sientan nada bien. En resumen, Sheri Moon aquí no demuestra ni belleza ni saber hacer.

Los parecidos de guión/ argumento en The Lords of Salem con la mencionada La semilla del diablo, podrían verse como un punto negativo. Es cierto que la similitud con la historia huele un poco mal, pero lo dicho, The Lords of Salem es muy muy personal. Pero incluso con los parecidos en la historia, hay diferencias. Muchas diferencias, y buenas diferencias.

El tráiler de la película parece que decepcionó a muchos espectadores. No por el tráiler en sí, sino por ver que lo que muestra es un poco engañoso. Promete más acción de la que hay. En mi caso no fue así, porque no he visto el tráiler… Si quieres verlo ve al final del artículo.

Pero sigue habiendo cosas buenas

El momento pinchadiscos con el vinilo de The Lords en la emisora de radio, provocando una especie de anulación de la voluntad de los oyentes, me ha encantado. No me ha pillado por sorpresa, porque el mismo día de The Lords of Salem había visto Deathgasm, y hay escenas similares. Es más, me fastidió un poco haberlas visto tan seguidas, me habría gustado que esto me pillara más por sorpresa. un mal menor.

La tensión generada a lo largo de gran parte de la película es muy real. Consigue dejarte inquieto. Gracias a la fotografía, algún plano holandés y la música (o sonidos, porque muchas veces no es más que sonido de estática y latidos de corazón).

En resumidas cuentas, The Lords of Salem es lo más original y personal que ha hecho Rob Zombie en muchos años, incluyendo su faceta musical, y te guste o no, seguro que no te deja indiferente. Yo personalmente la he disfrutado mucho, y la recomiendo encarecidamente.

Salir de la versión móvil